Sprite nació en una calurosa tarde de Estados Unidos en 1961 con una única misión: refrescar al mundo. Sin embargo, su llegada a España se produjo de forma gradual entre los años 1975 y 1976. Sprite tiene una personalidad inconfundible, auténtica y un marcado carácter refrescante. Su color puro y transparente y su inigualable sabor a lima-limón  hacen que Sprite sea ideal para esos momentos en los que te apetece una bebida con un sabor diferente, acompañar tus comidas o expresar tu creatividad combinándolo como tú quieras. Déjate llevar por el poder refrescante de Sprite y vive una experiencia sin colorantes, burbujeante y baja en calorías.

SPRITE  #BORN TO REFRESH

 

SABER MÁS